Next time you’re at the grocery store, you might see some new milk options for young children in the dairy section. These products are made with cow’s milk but also have other ingredients that support healthy growth and development such as DHA Omega-3, choline, and prebiotics. Some state on the label they were developed with pediatricians. Does that mean you should run out and buy it? Not necessarily. Read on to learn more. 

1. The added ingredients found in these specialty milks can be found in many foods, as shown below. 

DHA Omega-3: Good sources of DHA are fatty fish and shellfish like salmon or oysters. Other sources of omega-3 are walnuts, flax seeds, chia seeds, soybeans, and eggs.  

Choline: Many foods have choline, including eggs, red meat, salmon, chicken breast, and legumes.  

Prebiotics: Prebiotics are found in fruits, vegetables, and whole grains.  

Vitamin D: Vitamin D can be found naturally in fatty fish, eggs, and mushrooms. Vitamin D can also be found in fortified foods like milk, orange juice, and cereal.  

If your child is eating a wide variety of foods, chances are they are getting enough of these in their diet. A pediatrician or a registered dietitian nutritionist can help if you are worried about your child’s diet.  

2.  These products are higher in fat and calories compared to other options. Three 8 oz servings of one specialty milk each day would amount to 510 calories and 27 g of fat. Compare that to three 8 oz servings of fat-free milk which would amount to 240 calories and 0 grams of fat. Experts recommend fat-free or low-fat dairy for children over two years old.  

To add flavor to fat-free milk without adding sugar, try out one of our recipes. Some of our favorites are Cinnamilla and Yummy Banana Blend. They are easy to make, low cost, and delicious. 

3. These products cost more than plain cow’s milk. The cost of an 8 oz serving of fat-free milk is around $0.20. An 8 oz serving of the specialty milk can range between $0.60 to $1.70 (for single -serving cartons). If your child drinks 3 servings of milk a day, buying plain, fat-free milk can save you as much as $45 a month.  

You don’t need to rush out and spend extra on a specialty milk for your child. Instead, use the tools and information provided in MyPlate to plan a healthy diet for your family.    

Check out our new YouTube page! 

Do you have suggestions for a topic for our newsletter? If so, we would love to hear from you. Write to rethinkyourdrink@unr.edu 

 

This article was written and reviewed by Rethink Your Drink Nevada’s team of dietetic professionals.  

 

¿Ha visto las leches especiales para niños? 

La próxima vez que vaya al supermercado posiblemente vea, en la sección de productos lácteos, nuevas opciones de leche para niños pequeños. Estos productos están hechos con leche de vaca, pero también contienen otros ingredientes, como DHA Omega-3, colina y prebióticos, que favorecen al crecimiento y desarrollo saludable. Algunos de estos productos en su etiqueta afirman que fueron creados por pediatras. ¿Significa eso que debe salir corriendo y comprarlo? No necesariamente, siga leyendo para obtener más información. 

1. Los ingredientes agregados que se encuentran en estas leches especiales se pueden encontrar en muchos alimentos, como se muestra a continuación. 

DHA Omega-3: los pescados grasos y los mariscos como el salmón o las ostras son buenas fuentes de DHA. Otras fuentes de omega-3 son las nueces, las semillas de lino, las semillas de chía, la soja y los huevos. 

Colina: muchos alimentos tienen colina, incluidos los huevos, la carne roja, el salmón, la pechuga de pollo y las legumbres. 

Prebióticos: los prebióticos se encuentran en las frutas, las verduras y los cereales integrales. 

La vitamina D: la vitamina D se puede encontrar de forma natural en pescados grasos, huevos y champiñones. La vitamina D también se puede encontrar en alimentos fortificados como la leche, el jugo de naranja y los cereales. 

Si su hijo(a) come una amplia variedad de alimentos, es probable que esté recibiendo suficiente de estos ingredientes a través de su alimentación. Un pediatra o un dietólogo nutricionista acreditado puede ayudarle si le preocupa la alimentación de su hijo(a).  

2. Estos productos contienen más grasas y calorías comparados con otras opciones. Tres porciones de 8 onzas de una leche especial cada día equivalen a 510 calorías y 27 gramos de grasa. Compare eso con tres porciones de 8 onzas de leche descremada, que equivalen a 240 calorías y 0 gramos de grasa. Los expertos recomiendan lácteos descremados o bajos en grasa para niños mayores de dos años. 

Para darle sabor a la leche descremada sin agregarle azúcar, pruebe una de nuestras recetas. Algunas de nuestras preferidas son Canela y Vainilla y Delicioso Licuado de Plátanos. Son fáciles de preparar, de bajo costo y deliciosas. 

3. Estos productos cuestan más que la leche de vaca normal. El costo de una porción de 8 onzas de leche descremada es de alrededor de $0.20. Una porción de 8 onzas de la leche especial puede oscilar entre $0.60 y $1.70 (envase de cartón de una sola porción). Si su hijo(a) bebe 3 porciones de leche al día, comprar leche normal descremada puede ahorrarle hasta $45 al mes. 

No necesita apresurarse y gastar más en una leche especial para su hijo(a). En lugar de eso, utilice las herramientas y la información que se encuentran en MyPlate para planificar una alimentación saludable para su familia. 

¡Visite nuestra nueva página de YouTube! 

¿Tiene sugerencias sobre un tema para nuestro boletín? Si es así, nos encantaría que nos lo dejara saber. Escriba a rethinkyourdrink@unr.edu 

 

Este artículo fue escrito y revisado por el equipo de nutricionistas profesionales de Rethink Your Drink Nevada. 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.