A smoothie is a blended drink made from fruit, vegetables, juices, yogurt, nuts, seeds and/or dairy or nondairy milk.  Smoothies can be a good way to get more healthy foods into your family’s diet.  But they can also be high in calories and added sugars. When making or buying smoothies, consider these factors.

Added sugars: Some smoothies, especially those that are store-bought, contain added sugar. Too much added sugar can cause unwanted weight gain, cavities and other health problems. Sources of added sugar in smoothies include flavored syrups, sweetened juices, flavored yogurts and nondairy milks. More information on how to detect added sugars in drinks can be found here.

Fruit juices: 100% fruit juice is often used to make smoothies.  Many kids drink too much fruit juice. This can lead to cavities and unhealthy weight gain. The American Academy of Pediatrics recommends 100% fruit juice be limited to no more than 4 ounces/day for children ages 1-3 years old. For children ages 4-6, fruit juice should be limited to 4-6 ounces/day. For children ages 7-18, fruit juice should be limited to 8 ounces, or one cup/day.

Calories: Kids’ calorie needs are based on age, sex, height, weight and physical activity level.  Too many calories can lead to unhealthy weight gain. Some smoothies can have a lot of calories because of added sugar, nut butters, or large portion sizes. For example, a typical large smoothie prepared at a smoothie shop may contain as many as 800 calories. MyPlate can help you determine the number of calories your children need to stay healthy.

It’s easy to make delicious, healthy smoothies at home by using whole fruit (fresh or frozen), and unsweetened milk or yogurt. Smoothies are also a great way to reduce food waste by using leftover fruits, vegetables and herbs. Your family might enjoy experimenting with different combinations. See MyPlate  for several low-cost recipes. For another cold and refreshing drink your family might enjoy this summer, consider trying a Rethink Your Drink recipe, available for free here.

¿Son los licuados una opción saludable para mi familia?

Un licuado es una bebida mezclada hecha de frutas, verduras, jugos, yogur, nueces, semillas y/o leche o leche vegetal. Los licuados pueden ser una buena forma de incorporar alimentos más saludables a la dieta de su familia, pero también pueden tener un alto contenido de calorías y azúcares añadidos. Al preparar o comprar licuados, tenga en cuenta estos factores.

Azúcares añadidos: algunos licuados, especialmente los que se compran en las tiendas, contienen azúcar añadido. Demasiado azúcar añadido puede causar un aumento de peso no deseado, caries y otros problemas de salud. Las fuentes de azúcares añadidos en los licuados incluyen jarabes saborizados, jugos endulzados, yogures saborizados y leches de origen vegetal. Aquí puede encontrar más información sobre cómo detectar azúcares añadidos en las bebidas.

Jugos de frutas: el jugo 100% de fruta se usa a menudo para preparar licuados. Muchos niños beben demasiado jugo de fruta y esto puede provocar caries y un aumento de peso no saludable. La Academia Estadounidense de Pediatría recomienda que el jugo 100% de fruta se limite a no más de 4 onzas por día para niños de 1 a 3 años de edad. Para los niños de 4 a 6 años, el jugo de fruta debe limitarse a 4 a 6 onzas por día y para los niños de 7 a 18 años, debe limitarse a 8 onzas o una taza al día.

Calorías: las necesidades calóricas de los niños se basan en la edad, el sexo, la altura, el peso y el nivel de actividad física. Demasiadas calorías pueden provocar un aumento de peso no saludable. Algunos licuados pueden tener muchas calorías debido a que se les agrega azúcar o mantequillas de nueces o porque las porciones son grandes. Por ejemplo, un licuado grande preparado en una tienda donde venden licuados puede contener hasta 800 calorías. MyPlate puede ayudarlo a determinar la cantidad de calorías que sus hijos necesitan para mantenerse saludables.

Es fácil preparar licuados deliciosos y saludables en casa utilizando fruta entera (fresca o congelada) y leche o yogur sin azúcar. Los licuados también son una excelente manera de reducir el desperdicio de alimentos mediante el uso de frutas, verduras y hierbas sobrantes. Su familia puede disfrutar experimentando con diferentes combinaciones. Consulte MyPlate para ver varias recetas de bajo costo. Considere probar una receta de Rethink Your Drink para preparar una bebida fría y refrescante que su familia pueda disfrutar este verano. Las recetas están disponibles gratis aquí.

Leave a Reply

Your email address will not be published.