Three Tips for Choosing Fermented Drinks

Fermented foods and drinks have been around for thousands of years.  Fermentation involves the breakdown of carbohydrates by bacteria, yeasts, or molds. Examples of fermented drinks include yogurt, kefir, and kombucha. Yogurt and kefir are made from fermented milk. Kombucha is a fermented tea. More information on the fermentation process and fermented foods and drinks can be found here.

Today, fermented drinks are popular among consumers for a variety of reasons. Some of those reasons include improved taste, texture and/or digestibility, increased shelf life, and better nutrition. Fermented drinks may benefit health by reducing risk of some diseases such as heart disease and type 2 diabetes. Additionally, other studies show that yogurt may help some maintain a healthy weight. Keep reading to learn more about choosing a fermented drink for your family.

Consider these qualities when selecting a fermented drink.

  • Added sugar: When choosing a fermented drink for your family, be sure to check the Nutrition Facts Label for added sugar. Most kids consume too much added sugar, which can contribute to tooth decay, weight gain, and other health problems.
  • Price: Some fermented drinks such as kombucha can cost $3.00 – $4.00 per serving. Drinkable yogurts are cheaper and can cost as little as $0.50 per serving. Likewise, kefir costs around $0.80 per serving. In addition, drinkable yogurts and kefir have other nutrients that kids need such as protein, vitamin D, and calcium.
  • Caffeine: Kombucha is typically made with black or green tea, which naturally contains caffeine.  Drinks with caffeine should be limited with children. For more information about caffeine and children, see the July 2020 issue of Healthy Drinks Insider.

Talk with your healthcare provider to see if adding fermented drinks to your diet is right for your family. Fermented drinks are safe for most people, but caution should be used for young children and others with serious health issues. More information about fermentation and probiotics can be found at https://isappscience.org.

Tres consejos para elegir bebidas fermentadas

Los alimentos y las bebidas fermentadas existen desde hace miles de años. La fermentación implica la descomposición de los carbohidratos por bacterias, levaduras o mohos. El yogur, el kéfir y la kombucha son ejemplos de bebidas fermentadas. El yogur y el kéfir están hechos de leche fermentada y la kombucha es un té fermentado.  Aquí puede encontrar más información sobre el proceso de fermentación y los alimentos y las bebidas fermentadas.

Hoy en día, las bebidas fermentadas tienen gran popularidad entre los consumidores por diversas razones. Algunas de esas razones incluyen un mejor sabor, textura y / o digestibilidad, así como una mayor duración del producto y mejor nutrición. Las bebidas fermentadas pueden beneficiar a la salud reduciendo el riesgo de algunas enfermedades como las enfermedades cardíacas y la diabetes tipo 2. Además, otros estudios muestran que el yogur puede ayudar a algunas personas a mantener un peso saludable. Siga leyendo para obtener más información sobre cómo elegir una bebida fermentada para su familia.

Tenga en cuenta estas cualidades al seleccionar una bebida fermentada.

  • Azúcar añadido: al elegir una bebida fermentada para su familia, asegúrese de revisar la Etiqueta de Información Nutricional para ver si contiene azúcar añadido. La mayoría de los niños consumen demasiado azúcar añadido, esto puede causar caries, aumento de peso y otros problemas de salud.
  • Precio: algunas bebidas fermentadas como la kombucha pueden costar entre $ 3.00 y $ 4.00 por porción. Los yogures bebibles son más baratos y pueden costar tan solo $ 0.50 por porción. Igualmente, el kéfir cuesta alrededor de $ 0,80 por porción. Además, los yogures bebibles y el kéfir tienen otros nutrientes que los niños necesitan, como proteínas, vitamina D y calcio.
  • Cafeína: la kombucha se elabora típicamente con té negro o verde, el cual naturalmente contiene cafeína. A los niños se les debe limitar el consumo de las bebidas con cafeína.  Para obtener más información sobre la cafeína y los niños, consulte la edición de julio del 2020 de Healthy Drinks Insider.

Hable con su proveedor médico para saber si agregar bebidas fermentadas es adecuado para su familia. Las bebidas fermentadas son seguras para la mayoría de las personas, pero se debe tener precaución con los niños pequeños y otras personas con problemas de salud graves. Puede encontrar más información sobre fermentación y probióticos en https://isappscience.org

Leave a Reply

Your email address will not be published.