The Dietary Guidelines for Americans are a set of evidence-based recommendations to help people choose an overall healthy diet. They are updated every five years with the current nutrition science, and the most recent edition was released a few weeks ago. The guidelines have an important impact on nutrition because they help Americans to make healthy food and beverage choices and serve as a foundation to nutrition policies across the United States. The new guidelines have updated recommendations for added sugar, here’s what you need to know:

Infants and Toddlers: For the first time, the guidelines included recommendations for infants and children under the age of two. The new guidelines state that children under the age of two should have zero added sugar. Research has found that infants consume an average of one teaspoon of added sugar a day and toddlers consume an average of 6 teaspoons of added sugar a day.  Added sugar can displace nutrient dense foods that are critical to development; infants and toddlers have virtually no room in their diet for added sugar due to high nutrition needs. Additionally, the guidelines also recommend that sugary drinks not be given to children under the age of two. More information about sugary drinks and how you can identify a sugary drink can be found here.

Children over the age of 2: Similar to previous guidelines, the new guidelines continue to recommend that children over the age of two consume less than 10% of their calories per day from added sugars. Too much added sugar can cause health problems such as obesity, cavities and type 2 diabetes. To provide context, an 8 year-old child who needs about 1400 calories/day should have no more than 35 grams (about 9 teaspoons) of sugar each day- including everything from food and drinks. One orange soda has 43 grams (about 11 teaspoons) of added sugar. As you can see, it’s easy to exceed the recommended amount of added sugar from drinks alone. Instead of sugary drinks, offer your kids water or fat free or low-fat milk to support healthy growth and development.

Adults: Like children, the guidelines recommend that adults limit their added sugar to less than 10% of their calories for the day. Sugary drinks (sweetened coffees, teas, sodas, for example) contribute to over 40% of the daily intake for added sugars in adults. Other major sources of added sugars in adults’ diets are desserts, sweet snacks, candies and sweetened breakfast cereals. Using the nutrition facts label can help you understand how much added sugar is in foods and drinks. Choosing foods and drinks without added sugar can help keep you healthy.

To learn more about the new dietary guidelines, you can visit https://www.dietaryguidelines.gov/ or speak with your healthcare provider. Stay tuned for our next newsletter on Tips for saving money on drinks for your family.

 Haga que cada bocado cuente con las nuevas Pautas Alimentarias para los estadounidenses, 2020-2025.

Las Pautas Alimentarias para los estadounidenses son un conjunto de recomendaciones basadas en evidencias que ayudan a las personas a elegir una dieta saludable. Son actualizadas cada cinco años basadas en la ciencia de la nutrición, y la edición más reciente se publicó hace unas semanas. Las pautas tienen un impacto importante en la nutrición porque ayudan a los estadounidenses a elegir alimentos y bebidas saludables y sirven como base para las políticas de nutrición en los Estados Unidos. Las nuevas pautas tienen recomendaciones actualizadas sobre el azúcar añadido, aquí está lo que necesita saber:

Bebés y niños pequeños: por primera vez se incluyeron recomendaciones para los bebés y los niños menores de dos años. Las nuevas pautas establecen que los niños menores de dos años no deben consumir azúcar añadido. Las investigaciones científicas han determinado que los bebés consumen un promedio de una cucharadita de azúcar añadido al día y los niños pequeños consumen un promedio de 6 cucharaditas de azúcar añadido al día. El azúcar añadido puede desplazar a los alimentos ricos en nutrientes que son fundamentales para el desarrollo. Debido a las altas necesidades nutricionales de los bebés y los niños pequeños prácticamente no tienen espacio en su dieta para el azúcar añadido. Además, las pautas también recomiendan que no se sirva bebidas azucaradas a niños menores de dos años. Puede encontrar más información sobre las bebidas azucaradas y cómo identificarlas aquí.

Niños mayores de 2 años: al igual que las pautas anteriores, las nuevas pautas continúan recomendando que menos del 10 % de las calorías que consuman los niños mayores de dos años provengan de azucares añadidos. Demasiada azúcar añadido pueden causar problemas de salud como obesidad, caries y diabetes tipo 2. Para dar más contexto, un niño de 8 años que necesita alrededor de 1400 calorías al día no debe consumir másde 35 gramos (alrededor de 9 cucharaditas) de azúcar al día, incluyendo todo lo que proviene de los alimentos y las bebidas. Un refresco de naranja tiene 43 gramos (aproximadamente 11 cucharaditas) de azúcar añadido. Como puede ver, es fácil exceder la cantidad recomendada de azúcar añadido solo de las bebidas. En lugar de bebidas azucaradas, ofrezca a sus hijos agua o leche descremada o baja en grasa para apoyar su desarrollo y crecimiento saludable.

Adultos: al igual que los niños, las pautas recomiendan que los adultos limiten el azúcar añadido a menos del 10% de sus calorías diarias. Las bebidas azucaradas (por ejemplo, cafés endulzados, tés, refrescos) contribuyen a más del 40% de la ingesta diaria de azúcares añadidos de los adultos. Otras fuentes importantes de azúcares añadidos en la dieta de los adultos son los dulces, los postres, los bocadillos dulces y los cereales azucarados de desayuno. Use la etiqueta de información nutricional para que lo ayude a saber qué cantidad de azúcar añadido contienen los alimentos y las bebidas. Elegir alimentos y bebidas sin azúcar añadido puede ayudarlo a mantenerse saludable.

Para obtener más información sobre las nuevas pautas alimentarias, puede visitar https://www.dietaryguidelines.gov/ o hablar con su proveedor médico. Esté atento a nuestro próximo boletín informativo sobre Consejos para ahorrar dinero en bebidas para su familia.

Leave a Reply

Your email address will not be published.