Caffeine is a stimulant that affects the central nervous system making adults and children feel more active or energetic. Caffeine can be naturally occurring and/or added to foods and drinks. Because caffeine is in many commonly consumed foods and drinks, it can be over-looked by parents and others that care for small children.

Coffee, black, green, oolong, and white tea, and chocolate naturally contain caffeine.  It is important to note that when caffeine is naturally occurring, it is not included on the Nutrition Facts panel or the Ingredients List.  Caffeine is often added to products marketed as ‘energy’ such as energy drinks, energy shots, energy bars, and energy cereals, as well as certain types of sodas.

The American Academy of Pediatrics discourages the use of caffeine among children.  In addition to sleep disturbances, other side effects of caffeine include jittery or nervous feelings, headache, upset stomach, a faster heart rate, and increased blood pressure. It is possible to overdose on caffeine resulting in seizures, abnormal heart rhythms, and coma.  Tolerance of caffeine varies widely – another reason to limit children’s intake.

Drinks are the most common source of caffeine in children. For a tasty drinks without caffeine that kids love, visit Rethink Your Drink for over 30 recipes that are free! Parents can encourage children to get natural energy by drinking lots of water, getting plenty of sleep and eating a well-balanced diet.

Look for future newsletters that will discuss tea, coffee, and other drinks that may contain caffeine in more detail.

¿Deben tomar bebidas con cafeína los niños?

La cafeína es un estimulante que afecta el sistema nervioso central y hace que los adultos y los niños se sientan más activos o con más energía. La cafeína puede ser natural y/o agregada a los alimentos y a las bebidas. Debido a que la cafeína se encuentra en muchos alimentos y bebidas de consumo habitual puede que sea pasada por alto por los padres y otras personas que cuidan a los niños pequeños.

El café, el té negro, el té verde, el té blanco, el oolong (un tipo de té) y el chocolate contienen cafeína natural. Es importante tener en cuenta que cuando la cafeína es natural, no se incluye en el panel de Información Nutricional ni en la Lista de ingredientes. A menudo se les agrega cafeína a productos comercializados como “energéticos”, tales como las bebidas energéticas, los shots energéticos, las barras energéticas y los cereales energéticos, así como a ciertos tipos de refrescos.

La Academia Americana de Pediatría desaconseja el consumo de cafeína para los niños. La cafeína además de producir trastornos del sueño produce otros efectos secundarios como agitación o nerviosismo, dolor de cabeza, malestar estomacal, ritmo cardíaco acelerado y aumento de la presión arterial. Es posible sufrir una sobredosis de cafeína lo que produce convulsiones, ritmos cardíacos anormales y coma. La tolerancia a la cafeína varía ampliamente, esta es otra razón más para limitar la cantidad que consumen los niños.

Las bebidas son la fuente más común de cafeína para los niños. Para disfrutar de bebidas sin cafeína que son deliciosas y que les encantaran a los niños, visite Rethink Your Drink y podrá obtener más de 30 recetas ¡gratis! Los padres pueden alentar a los niños a beber mucha agua, dormir lo suficiente y consumir una dieta bien balanceada para tener energía natural.

Esté atento a futuros boletines que le informaran con más detalles sobre el té, el café y otras bebidas que puedan contener cafeína.

(en letra pequeña): El boletín Rethink Your Drink está escrito por Chenin Treftz Nickel, PhD, RD. Cualquier pregunta sobre el contenido puede enviarse a: rethinkyourdrinknevada@cabnr.unr.edu

Leave a Reply

Your email address will not be published.